Buscar
  • institutolatinoame

Educación financiera para MIPYMES


Las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) constituyen la mayoría de las empresas del mundo, proporcionan empleo y contribuyen significativamente a los ingresos nacionales. Muchas MIPYMES enfrentan una serie de desafíos, incluidos obstáculos regulatorios y cargas fiscales, dificultades para acceder a la financiación y falta de orientación o apoyo general.

La educación financiera puede ser una herramienta importante para ayudar a las MIPYMES y a los empresarios potenciales a obtener acceso al financiamiento y fortalecer las habilidades de administración del dinero.

No obstante, las pymes se caracterizan por presentar ciclos de vida sustancialmente cortos, debido principalmente a sus mayores tasas de fracaso.

Esta situación se presenta debido a los menores niveles de conocimiento en materia económica y financiera, lo que les impide aprovechar las distintas opciones de acceso a recursos que les ofrece el mercado.

Los problemas de acceso a la financiación se descomponen en dos frentes, el de insuficiencia de información (limitaciones para identificar cuál es la mejor manera de financiarse) y el de insuficiencia de cumplimiento de los requisitos técnicos para determinadas líneas de crédito.

Una de las principales herramientas para solventar la problemática de insuficiencia de información y de cumplimiento de requisitos técnicos está en la educación financiera, la cual facilita la definición, estructuración y gestión de las necesidades de financiamiento de las MiPymes.

el deficiente acceso a información sobre educación financiera ha generado que los pequeños y medianos empresarios apalanquen sus negocios con recursos propios y crédito con proveedores, ya que sienten que sus necesidades no son atendidas por la banca tradicional.

México es un país en el que se habla de dinero en pocas ocasiones. El problema con ello es que existe un gran porcentaje de personas que no usan productos financieros por desconocimiento y eso a su vez limita a las personas. Por ejemplo, una buena educación financiera podría ayudar a que los negocios como el tuyo, sepan cómo pedir y usar un préstamo en línea para crecer el negocio.

Lo preocupante es que solo el 32% de los mexicanos tiene educación financiera, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2017 y a un estudio de George Washington University School.

Según la CONDUSEF sólo el 36.6% de la población mexicana lleva un registro de sus gastos. Pero, además, de las personas que llevan un registro de sus gastos, el 63.8% lo hace de manera mental, lo que puede ocasionar que dicho registro no sea muy confiable.

Si bien la educación financiera impacta de manera positiva en la vida de las personas, también ayuda a mantener saludables las finanzas de un negocio. Las Pymes podrán crecer al entender y aplicar conceptos en la toma de decisiones basadas en el consumo y la inversión, lo que le facilitará el acceso al crédito y a las fuentes de financiación, tanto bancarias como institucionales.

Conocer el tipo de financiamiento que tu negocio necesita, y puede costear, te dará ventajas importantes al decidir si un crédito es la mejor opción, porque también existen otras opciones que te permitirán tener finanzas empresariales sanas.


Referencias

Portafolio . (2017 ). La educación financiera como motor de las mipymes. Junio 26, 2017, de Portafolio Sitio web: https://www.portafolio.co/negocios/empresas/la-educacion-financiera-como-motor-de-las-mipymes-507148

Adele A.. (2017). Educación financiera para mipymes y emprendedores potenciales. Septiembre 25, 2017, de OECD Sitio web: https://www.oecd-ilibrary.org/economics/financial-education-for-msmes-and-potential-entrepreneurs_bb2cd70c-en;jsessionid=U3Cv10Dq_GovI9SeIwUJ0OOU.ip-10-240-5-171


4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo