Buscar
  • institutolatinoame

Dirección de marketing y gestión comercial



La dirección de marketing se enfoca en el análisis, la planeación, la implementación y el control de los programas de marketing. Estos se diseñan para generar y mantener intercambios de beneficio mutuo entre la empresa y su mercado meta.

Ante todo, la dirección de marketing se puede definir como la aplicación de las técnicas y herramientas de marketing. Esto, en busca de que los objetivos de marketing se alcancen influyendo sobre el nivel y la composición de la demanda.

Es decir, la dirección de marketing persigue obtener una respuesta favorable por parte de los consumidores y clientes en el proceso del intercambio.

Además, se le considera como una ciencia y como un arte, puesto que la dirección de marketing debe escoger un mercado meta, al cual debe entregar y comunicar valor. El propósito es que la empresa mantenga y aumente el número de clientes, mediante la entrega de mayor valor para el público objetivo.


¿Qué debe hacer la dirección de marketing?

La tarea del marketing consiste en satisfacer las necesidades de los consumidores y obtener ganancias para la empresa. Por esa razón, la dirección de marketing debe:


§ Enfocar todos sus esfuerzos para identificar y satisfacer las necesidades del consumidor.

§ Segmentar en profundidad, haciendo uso de todas las variables relevantes.

§ Darles más prioridad a las estrategias de marketing que a las tácticas.

§ Crear ofertas de marketing integradas y coordinadas, para lograr un contacto eficaz entre la empresa y su público objetivo.

§ Mantener a los clientes actuales y conseguir clientes nuevos.

§ Desarrollar e implementar el plan de marketing.

§ Medir los resultados de las acciones de marketing y compararlos con los objetivos.

§ Aplicar acciones correctivas de ser necesario.

§ Desde el punto de vista funcional, la dirección de marketing realiza tareas de análisis, planificación, organización, ejecución y control.



La gestión comercial de una empresa: qué es y por qué es tan importante

La gestión comercial de una empresa representa una serie de técnicas y procesos que tienen como objetivo dar a conocer su propuesta comercial. Requiere la intervención de diferentes áreas y departamentos dentro de la organización, desde la Dirección Comercial hasta el Departamento de Ventas o el de Marketing.


La gestión comercial tiene dos objetivos principales: por un lado, lograr la máxima satisfacción del cliente y, por el otro, aumentar la cuota de mercado, atrayendo a nuevos clientes a la compañía.


Su importancia en las empresas es tal que una correcta estrategia de gestión comercial actúa como una especie de motor que activa a las demás e influye en ellas de forma directa o indirecta.


Así, la gestión comercial aporta una serie de beneficios que contribuyen a lograr diferentes objetivos dentro de la estrategia empresarial:


§ Facilita el cumplimiento de los objetivos financieros de la compañía, al mejorar las ventas atrayendo a nuevos clientes.

§ Permite estructurar los procesos de producción de forma acertada, al permitir prever mucho mejor la demanda de productos y servicios.

§ Favorece la reputación de la empresa en el mercado, pues gracias a la gestión comercial se incide en aquellos intereses y preferencias que son realmente importantes para la sociedad.

§ Mejora la relación con los clientes y, en consecuencia, también su nivel de satisfacción y su fidelidad.

§ Aumenta la competitividad de la empresa.

§ Maximiza la rentabilidad de la organización.


Referencias

Myriam Q. (2021). Dirección de marketing. 20/10/2021, de economipedia Sitio web: https://economipedia.com/definiciones/direccion-de-marketing.html

Victor S. (2021). Qué es la gestión comercial, para qué sirve y por qué es importante. 20/10/2021, de ekon Sitio web: https://www.ekon.es/exito-gestion-comercial-empresa/

42 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo