Buscar
  • institutolatinoame

Marketing relacional



El marketing relacional se refiere a las tácticas y acciones de marketing que mejoran la comunicación con los prospectos para guiarlos a través del proceso de compra y continuar fomentando la lealtad a lo largo de su ciclo de vida.

Siempre es más sencillo obtener algo de alguien si tienes una buena relación con esa persona. Por otro lado, si intentas pedir algo a un prospecto que no te conoce y que nunca ha estado en contacto contigo antes, ¡es muy probable que no tengas éxito en obtener una respuesta!

Ahí es donde entra en juego el marketing relacional. Es el arte de conocer a tus clientes y de desarrollar una relación con ellos antes de pedirles algo.

El marketing relacional es un enfoque más centrado en el cliente a diferencia del marketing transaccional, que está más centrado en el producto y en el acto de realizar una compra.

Su principal objetivo es conseguir la lealtad del cliente a través de su satisfacción. Tener un cliente fiel es fundamental para mejorar los resultados de cualquier empresa.

Sin embargo, este no es el único objetivo de crear una relación con el cliente.

Conocer a tu cliente es otro de los objetivos. De esta forma podrás obtener informaciones importantes que te permitan planificar tus próximos pasos en tu estrategia de marketing.

Como habrás notado el marketing relacional puede traer grandes ventajas.

En lugar de centrarte en promocionar tus productos y ser demasiado comercial, tómate el tiempo para presentarte, deja que los clientes potenciales y los clientes te conozcan y mantente disponible para responder sus preguntas.

El principio «Conocer, interés, confianza» es la base de mercadotecnia relacional porque te permite comprender la evolución de las relaciones de tus clientes dentro de un marco determinado.

Antes de realizar una compra, los clientes pasan por tres diferentes etapas:

  1. Llegar a conocerte

  2. Decidir que están interesados en tu marca y que quieren tus productos

  3. Depositar su confianza en ti

Esta evolución lleva tiempo y requiere que realmente te tomes el tiempo para desarrollar relaciones significativas con tus clientes.

El marketing tradicional es esencialmente por naturaleza transaccional (es decir, el objetivo final es generar una transacción o una compra, lo más rápido posible). Piensa en anuncios, correos electrónicos de prospección, etc.

Mientras tanto, el marketing relacional busca establecer una relación con los clientes potenciales antes de intentar venderles un producto.

Con el lead scoring, puedes realizar un seguimiento de cuán interesado está cada uno de tus contactos en realizar una compra.

Esto se hace asignando un valor en puntos a ciertas acciones que indican un mayor nivel de interés en tu oferta (por ejemplo, visitar la página de precios, agregar un artículo a un carrito, hacer clic en múltiples correos electrónicos promocionales, etc.).

Luego puedes usar tu lead scoring para segmentar los contactos adecuadamente y enviar mensajes que se relacionen con la etapa en la que se encuentra el contacto en la decisión de compra.

Es importante que tus clientes te recuerden, pero que también les des algo de valor. Esto les ayudará a tener una verdadera conexión e interés para tu marca y producto, lo que resultará en mayor lealtad.



Referencias

Muente G. . (2019 ). Marketing Relacional: ¡entiende qué es y cómo aplicarlo en tu estrategia!. Abril 23, 2019 , de Rockcontent Sitio web: https://rockcontent.com/es/blog/marketing-relacional/

Reul M. . (2019 ). ¿Qué es el marketing relacional? Definición y mejores prácticas.. Noviembre 11, 2019, de Sendinblue Sitio web: https://es.sendinblue.com/blog/que-es-el-marketing-relacional-definicion/

22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo