Buscar
  • institutolatinoame

Padres con el rol de maestros

Actualizado: 3 dic 2020


La pandemia se ha convertido en un tema controversial y más en cuestiones de la educación de los hijos, puesto que como padres dejábamos la gran mayoría de la responsabilidad a los maestros, debido a la actual situación de las clases en línea a los padres se les ha regresado una parte muy importante de la educación y se ha visto que la educación en casa es la principal y más importante porque es ahí donde se ven los valores más reflejados en las personas.

Ahora que la pandemia ha traído consigo el cierre de escuelas, los maestros intentan frenéticamente cumplir con objetivos académicos a distancia y los padres se atragantan con la devolución no solicitada de ciertas responsabilidades educadoras, tanto unos como otros comienzan a darse cuenta de que para salir más o menos bien librados de esta crisis, padres y maestros necesitamos colaborar entre nosotros.

Es común que se derive de creencias arraigadas o estereotipos fuertemente establecidos. Por ejemplo, con respecto a los padres:

· Los padres no se interesan por sus hijos, no se comprometen o “no pueden” con ellos.

· O, por el contrario, los padres están demasiado involucrados con sus hijos, todo quieren hacer por ellos, son sobreprotectores.

· Los padres no pueden ser objetivos porque están demasiado involucrados con sus hijos.

· Los padres no son pedagogos ni psicólogos, y aun los que lo son, en realidad no tienen idea de cómo educar a sus propios hijos.


El riesgo de la pandemia es caer en la tentación de repartir culpas e incrementar las tensiones: los padres que se quejan de que “ahora tienen que hacer ellos el trabajo de los maestros”, y los maestros que reniegan porque los padres “les van a echar a perder a los niños”. Empecemos por reconocer que nadie está en esta situación por voluntad propia. Los maestros no decidieron un día “irse de vacaciones” y “abandonar a los niños” a medio ciclo escolar. Y los padres están enfrentando el nuevo esquema de aprendizaje a distancia lo mejor que pueden, en sus propios contextos y con sus propios recursos.

Ni padres ni maestros perdemos credibilidad si compartimos la labor educativa, y el principal recipiente de los beneficios de esta colaboración es cada niño.


El involucramiento de los padres es clave para el desarrollo de los alumnos y ofrece muchos beneficios. Existen muchos estudios, que hablan sobre cómo puede mejorar y ayudar esta participación en la vida estudiantil y también a los docentes. Algunas de las ventajas son:

· Cuando hay una buena comunicación entre los padres y los maestros, ayuda a reducir en un 24 % las faltas del alumno.

· El rendimiento académico aumenta. Según JHU (Johns Hopkins Universit), aspectos como la comprensión y la fluidez lectora mejoran cuando hay participación de los padres, aún más si los papás dedican tiempo para leer con sus hijos, ya que los alumnos saben que sus papás están al pendiente, tratan de mejorar por ellos, se sienten más motivados a aprender y mejorar sus calificaciones.

· También ayuda a mejorar el comportamiento del alumno en el aula. Que los padres y docentes tengan más comunicación ayuda al alumno a sentirse más motivado en clase, mejorando su autoestima y actitud en el aula

· La participación de los padres mejora el desempeño de los docentes. Cuando los padres tienen mejor comunicación con los maestros, ellos aprenden a valorar más su trabajo y los desafíos que ellos enfrentan, lo que hace que el docente se sienta valorado.




Referencias

Guerra E.. (2020). Padres y maestros en la pandemia. ¿Quién gana?. Mayo 21, 2020, de Educación Futura Sitio web: https://www.educacionfutura.org/padres-y-maestros-en-la-pandemia-quien-gana/


Delgado P.. (2019). La importancia de la participación de los padres en la enseñanza . Octubre 21, 2019, de Observatorio Sitio web: https://observatorio.tec.mx/edu-news/la-importancia-de-la-participacion-de-los-padres-en-la-educacion


16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo