Buscar
  • institutolatinoame

Un buen estudiante


El aula puede ser una pesadilla para todos y cada uno de los chicos que prefieren estar en otro sitio y no precisamente allí. Pero es ahí donde se hornean nuestro futuro, con todos y cada uno de los ingredientes que más adelante tendrá nuestra vida adulta. Ser un buen estudiante es, en principio, no perder nunca de vista que fuiste a la escuela en primer lugar a aprender (aunque no está nada mal divertirse en el proceso). Básicamente, un buen estudiante es aquel que logra compaginar buen aprendizaje y socialización adecuada, sin permitir que uno sobresalga demasiado por encima del otro.

¿Cómo ser un buen estudiante?

Ser un buen estudiante no depende únicamente de cuan inteligente seas: la verdad, la mayoría de los estudiantes tienen una inteligencia media. Y siendo así, ¿Por qué unos destacan más que otros? Bueno, en la mayoría de los casos, es porque son más disciplinados y organizados con sus estudios. De hecho, los sabelotodo que o bien se jactan de serlo, o proyectan una imagen de desinterés pero aun así se las apañan y sacan buenas notas suelen caer bastante pesados, y no demoran en ganarse antipatías entre los pedagogos. Con todo, no es tan difícil ser un excelente estudiante, siempre que tengas claro cómo aprender a estudiar.

Consejos para ser un mejor estudiante

· Motívate. Piensa en las razones por las que quieres estudiar: visualiza el futuro y cómo te gustaría estar de aquí a diez años. La verdad es que, si bien un título universitario no asegura una vida resuelta, sí abre el camino hacia mejores oportunidades.

· Explora diversas técnicas de estudio. Existen varias técnicas de estudio y no es verdad que solo puedes hacerlo de memoria, aunque memorizar ciertas cuestiones es imprescindible. Investiga acerca de diferentes opciones hasta que encuentres la que se adapta más a tu forma de aprender.

· Prioriza las materias que te cuestan más. Comienza a estudiar o a resolver deberes con las tareas que tienen más dificultad. Dedícales a éstas más tiempo y, si tienes varios trabajos que presentar, siempre empieza por los más difíciles.

Síndrome del “buen alumno”

Es importante diferenciar al “buen estudiante” del perfeccionista. Este último cuida excesivamente cada detalle en los trabajos que realiza y se preocupa de manera exagerada por que todo esté perfecto, tanto si se trata de una tarea que realiza para otra persona como para sí mismo. Por su parte, el “buen estudiante” presta demasiada atención a las expectativas de los demás, por lo que siempre intenta anticipar lo que esperan de él para superar esas expectativas. El mayor problema de las personas con este tipo de perfil es que, como siempre se adaptan a las expectativas de los demás (las de los padres al principio y más tarde a las de profesores y superiores), ponen sistemáticamente su progreso personal en manos de otra persona.

A menudo nos esforzamos por cumplir con altas expectativas que tienden a ser una demasiada carga de trabajo por ello lo mejor es organizarse y dar el mejor esfuerzo.

Referencias

Gómez, R. (2020). Ser un buen estudiante: factores relevantes. Blog de educación.

U. (2020, 13 diciembre). Razones para ser un buen estudiante. Espacio joven. http://como-estudiar.estudiantes.info/2007/10/razones-para-ser-un-buen-estudiante.html

32 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo